Entrevista

“La Cátedra Macrosad Trabajo Social Verde da respuesta a las nuevas realidades sociales derivadas del cambio climático”

Fernando Relinque, profesor del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales

 

El profesor del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad Pablo de Olavide Fernando Relinque Medina dirige la Cátedra Macrosad Trabajo Social Verde, una iniciativa pionera a nivel europeo que trabaja en investigación dirigida a la sostenibilidad ambiental de los servicios sociales y otros ámbitos del Trabajo Social. De la mano de Macrosad, cooperativa de educación y cuidados a personas, esta cátedra pone sobre la mesa la trascendencia de las nuevas realidades y necesidades sociales derivadas del cambio climático que ahora están adquiriendo más relevancia mediática que nunca.

¿Cuál considera que es el principal valor de la cátedra que dirige?

La Cátedra Macrosad Trabajo Social Verde de la UPO nace en un contexto en el que el cambio climático, los desastres naturales, la lucha por el control de las materias primas, la tecnologización de la sociedad y la globalización están suponiendo nuevos retos a afrontar desde el Trabajo Social, como son el aumento de los flujos migratorios y personas refugiadas, el incremento de la desigualdad socioeconómica, el aislamiento y abandono de las zonas rurales, la soledad no deseada y exclusión de las personas mayores y otros colectivos con vulnerabilidad social.

Sin embargo, a pesar de las evidentes consecuencias sociales y aumento de la vulnerabilidad social por causas ambientales, la relación entre Medio Ambiente y Trabajo Social no ha tenido un desarrollo sólido en la profesión, de modo que la investigación y el desarrollo de modelos y estándares prácticos en esta área son escasos. Por ello, contar con un grupo de personas expertas, tanto del ámbito académico como empresarial, con una dilatada experiencia en el ejercicio e investigación en el trabajo social y con vocación ambientalista, implicadas en mejorar la sostenibilidad de las prácticas en trabajo social y poner el foco en la potencialidad de la profesión para mitigar las consecuencias negativas del desarrollismo y cambio climático es, sin duda, el principal valor de la Cátedra.

«A pesar del aumento de la vulnerabilidad social por causas ambientales, la relación entre Medio Ambiente y Trabajo Social no ha tenido un desarrollo sólido en la profesión»

¿Con qué objetivo nació?

Para dar respuesta a las nuevas realidades y necesidades sociales derivadas del cambio climático y mejorar la relación de las personas, organizaciones y comunidades con su entorno favoreciendo prácticas y modelos de intervención más sostenibles.

Para ello, se requiere de nuevas estrategias y la promoción de herramientas innovadoras a nivel comunitario que permitan reducir la exclusión social y favorecer la resiliencia de los colectivos con mayor vulnerabilidad en estos escenarios de cambio, así como potenciar la concienciación y sensibilización ambiental de la sociedad, aprovechando la implementación territorial de los servicios sociales, comunitarios y especializados y de los recursos sociosanitarios dirigidos a la población en situación de exclusión social.

¿Qué balance puede hacer hasta el momento de la misma?

Aunque apenas llevamos seis meses de recorrido desde que inauguramos la Cátedra, creo que el balance es muy positivo. El equipo ha conseguido identificar las prioridades y las líneas de acción que la Cátedra pondrá en marcha en los dos próximos años. Además, hemos consensuado y definido la noción de Trabajo Social Verde, algo que no es sencillo, pues existe poca bibliografía al respecto y las referencias se centran fundamentalmente en diagnósticos sociales de áreas medioambientalmente vulnerables, pero no conceptualizan estándares o métodos propios del trabajo social verde.

En la actualidad, estamos inmersos en la organización de un Think Tank de personas expertas para consensuar líneas de acción y procesos para definir el marco de intervención del Trabajo Social Verde con personas, organizaciones y comunidad.

¿Cuáles son los próximos proyectos en el marco de la cátedra?

Estamos trabajando en dos líneas principales de trabajo. En la primera de ellas, estamos volcados en el desarrollo de un Plan de Acción Sostenible para entidades prestadoras de Servicios Sociales. Este plan es inédito en nuestro país y con él se pretende mejorar las prácticas sostenibles de los servicios sociales, reducir su impacto ambiental y mejorar su interrelación con el entorno. Uno de los puntos fuertes es la implicación de Macrosad en esta Cátedra que permitirá la aplicación de un pilotaje de este Plan en sus servicios y recursos residenciales y educativos, lo que permitirá experimentar su viabilidad y el desarrollo de estándares contrastados y validados que den pie a un programa de verificación de calidad y sostenibilidad en servicios sociales.

La segunda línea que estamos iniciando es la investigación sobre mejora de los cuidados y eficiencia de los servicios sociales en zonas despobladas a partir de metodologías de participación social y gobernanza.

¿Por qué es importante para la Universidad un instrumento como este?

La Cátedra Macrosad Trabajo Social Verde cuenta, entre sus objetivos, con el de potenciar la investigación en un área poco explorada hasta ahora como es la relación entre el Medio Ambiente y el Trabajo Social, lo que generará un importante impacto científico y profesional, que situará al Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad Pablo de Olavide como referente en esta área de conocimiento.

Además, la colaboración público-privada que se desprende del Convenio de Creación y Desarrollo de la Cátedra, favorecerá la transferencia de resultados, aprovechando, de un lado, la experiencia en cuidados y atención social de Macrosad, así como su extensa implantación en el territorio nacional de profesionales y centros de acción social y atención sociosanitaria y, por otro lado, la excelencia y el compromiso social de la Universidad Pablo de Olavide.

Partiendo de los resultados de las investigaciones puestas en marcha y de los conocimientos generados, se desarrollará un plan formativo dirigido al alumnado de la UPO y profesionales de trabajo social que ayudará a diseminar los conocimientos, métodos, estándares y prácticas del trabajo social verde.

Para las familias y las empresas, la economía de los cuidados tiene un gran peso. Y, ahora con la crisis energética, parece que las buenas prácticas ambientales son más valoradas. ¿En qué medida son estos de los principales caminos que debemos recorrer como sociedad?

En Europa, asistimos a un rápido envejecimiento de la población, un proceso en el que la necesidad de cuidados de larga duración aumentará de manera considerable. Ello, unido a procesos como la despoblación de las zonas rurales o el aumento de la soledad no deseada, deben llevar a replantearnos el sistema de cuidados.

El avance hacia una agenda de desarrollo con base en la sostenibilidad económica ambiental y social, debe incluir la noción de “cuidado” para asegurar un desarrollo inclusivo y un cambio estructural en el sistema de cuidados que cuente con la coparticipación y gobernanza de los actores implicados en el territorio y favorecer la eficiencia de los cuidados a partir de las realidades específicas y singulares de cada población.

Un consejo de reconocido prestigio

El Consejo de la Cátedra Macrosad Trabajo Social Verde está compuesto por miembros de contrastado prestigio nacional e internacional en el trabajo social como Rosa María Díaz, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la UPO  y experta en el diseño y evaluación de entornos amables para las personas; Germán Jaráiz, profesor titular de la UPO, copresidente de la Red Española de Política Social, con una extensa trayectoria en el desarrollo de políticas sociales, experto en trabajo social comunitario y cuidados; y Octavio Vázquez, catedrático de la Universidad de Huelva, experto en movimientos migratorios y en la investigación e innovación en servicios sociales. A ello se le suma la experiencia de una entidad como Macrosad SCA, con más de 25 años de experiencia en cuidados a personas y con un fuerte compromiso con la investigación y la innovación social que ha incorporado a esta Cátedra a Lucía González, doctora en Trabajo Social y directora del Área de Innovación y Marketing; Ramón Muela, responsable del Departamento de I+D; y Fuensanta Rivero, responsable de Sistemas y Métodos.

Más información en @CatedraTSVerde

27 de abril