Investigación

Un proyecto liderado por la spin off Olavide Neuron STX recibe más de 800.000 euros para el desarrollo de tratamientos de enfermedades neurodegenerativas

El proyecto ‘NEST-1: Alteración de los niveles de neuroesteroides sulfatados para el diagnóstico y terapia de la enfermedad de Alzheimer' ha sido financiado con 805.443,47 euros | El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades financia esta iniciativa de Olavide Neuron STX S.L., la Universidad Pablo de Olavide y Biomedal S.L.

De izquierda a derecha, los investigadores de la UPO Manuel Muñoz, Ángel Carrión y José Luis Cantero.

Con el objetivo de convertirse en motor de innovación en la detección y el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas del sistema nervioso central, el proyecto presentado por la empresa biotecnológica Olavide Neuron STX S.L. (ONESTX), spin off de la Universidad Pablo de Olavide, recibirá un total de 805.443,47 euros procedentes del programa de ayudas a proyectos de colaboración público-privada promovido por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, a través de la Agencia Estatal de Investigación (AEI).

El proyecto financiado, centrado en el estudio de la alteración de los niveles de neuroesteroides sulfatados para el diagnóstico y terapia de la enfermedad de Alzheimer (NEST-1), será coordinado por el equipo de ONESTX, en concreto por la doctora Sandra Gavaldá, directora de proyectos de la entidad, y cuenta con la participación de tres grupos de investigación de la Universidad Pablo de Olavide y con profesionales de BIOMEDAL S.L., pyme tecnológica ubicada en Sevilla y liderada por Ángel Cebolla que cuenta con 23 años de experiencia exitosa en el sector biotec.

Este programa de ayudas permite así la colaboración entre empresa y universidades, en un marco de transferencia de conocimiento en ambos sentidos para desarrollar productos con gran valor para la sociedad. Estas colaboraciones acercan el entorno empresarial con sus metodologías a las universidades y permiten que las empresas se rodeen del valor del conocimiento de expertos científicos de las universidades.

De izquierda a derecha, Manuel Muñoz, Ángel Cebolla, la vicerrectora de Investigación, Transferencia y Doctorado de la UPO Antonia Jiménez, Sandra Gavalda, y la directora de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación de la UPO Rosario Jiménez.

Esperanza diagnóstica y terapéutica para enfermedades neurodegenerativas

La enfermedad de Alzheimer tiene una alta demanda de herramientas diagnósticas de detección precoz, pero, sobre todo, terapéuticas, que detengan y/o enlentezcan la progresión de la misma. Así, este proyecto pretende por un lado el desarrollo de técnicas analíticas para medir los esteroides sulfatados y no sulfatados como posible biomarcador de riesgo o progreso de enfermedad de Alzheimer. “La hipótesis con la que partimos es que los pacientes afectados por esta enfermedad muestran un elevado nivel de neuroesteroides sin sulfatar, en comparación con la población del mismo rango de edad”, afirma el investigador de la Universidad Pablo de Olavide Manuel Muñoz, uno de los impulsores de la spin off junto a los investigadores de la UPO Mercedes M. Pérez y Ángel Carrión. Los estudios llevados a cabo por el equipo liderado por el profesor Muñoz han mostrado una nueva forma de revertir los efectos de procesos neurodegenerativos asociados al envejecimiento, modificando la ratio de esteroides sulfatados/ no sulfatados en modelos animales mediante un inhibidor de sulfatasa de esteroides (ONESTX-1).

Este método, junto con otros bioensayos para medir dosis-respuesta de forma rápida y fiable que se desarrollarán en el proyecto, se usarán como método de medición de actividad farmacológica de nuevas formulaciones de ONESTX-1 y hormonas que puedan tener eficacia en la enfermedad de Alzheimer. “Olavide Neuron STX brinda una prometedora esperanza terapéutica para enfermedades neurodegenerativas mediante el uso de este inhibidor de la sulfatasa de esteroides, un mecanismo novedoso para para mejorar las enfermedades del sistema nervioso que provocan deterioro cognitivo asociado al envejecimiento”, explica Sandra Gavaldá.

Los medicamentos que desarrolla ONESTX están dirigidos a un grupo de enfermedades neurodegenerativas sin tratamiento hasta el momento, que afectan a más de 50 millones de personas en todo el mundo y se prevé que se tripliquen en 2050.

Equipo multidisciplinar

El proyecto financiado contará con la participación de un equipo multidisciplinar en distintas áreas: ensayos clínicos, biomedicina, transferencia de tecnología, desarrollo farmacológico y herramientas de diagnóstico. Así, además del grupo de investigación del profesor Manuel Muñoz ‘Genética de longevidad en Caenorhabiditis elegans’ (BIO373), que desarrolla sus estudios en el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD), trabajarán en este proyecto los grupos de ‘Neurociencias Traslacional’ (BIO-368) y ‘Neurociencia Funcional’ (CTS-557), liderados por los catedráticos Ángel Carrión y José Luis Cantero, respectivamente.

La aportación del equipo del doctor Carrión, otro de los impulsores de la spin off de la UPO, será determinar la asociación causal entre el equilibrio hormona esteroidea sulfatada/no sulfatada en el líquido cefalorraquídeo y en plasma de ratones y su estatus cognitivo, así como determinar de forma temprana la actividad relativa de diferentes formulaciones farmacéuticas. Para ello, será necesario aplicar técnicas farmacológicas, conductuales y bioquímicas en las que son expertos los miembros del grupo. Así mismo, participará en determinar el papel de ONSTX-1 y los neuroesteroides sulfatados en la generación de neuronas colinérgicas en animales viejos y en modelos de enfermedad de Alzheimer.

Por su parte, el grupo del doctor José Luis Cantero, investigador principal del CIBER de Enfermedades Neurodegenerativas, posee 20 años de experiencia en el campo de los biomarcadores de las fases más tempranas de la enfermedad de Alzheimer. Entre sus hallazgos, destaca la utilización de marcadores de imagen cerebral para detectar la pérdida de integridad colinérgica asociada a los estadios iniciales de la enfermedad de Alzheimer. Dichas aportaciones serán de gran utilidad para evaluar la sulfatación de neurosteroides en las fases presintomáticas de la enfermedad de Alzheimer.

Completan el equipo los y las profesionales de Biomedal S.L., empresa que ha demostrado una extensa experiencia en la transformación del conocimiento científico en productos e innovaciones valiosas en el campo analítico, por lo que le convierte en un participante fundamental para el desarrollo de los métodos para analizar los patrones de esteroides sulfatados como posibles marcadores de riesgos de neurodegeneración. El proyecto NEST-1, aportaría nuevos análisis para determinación de envejecimiento biológico y neurodegeneración, y su eventual restauración por los tratamientos farmacológicos, y ofertarlos como servicios analíticos clínicos innovadores.

27 de abril